El gigante surcoreano está trabajando en el Galaxy A21s, un smartphone que apunta directamente a la gama media y que tendrá un precio muy interesante, ya que posicionará en la franja de menos de 200 euros.

Este nuevo smartphone adopta un diseño que se ha convertido en todo un clásico dentro del sector, ya que combina un frontal todo pantalla con una cámara frontal en un pequeño espacio circular que va situado en la esquina superior derecha.

Samsung venía utilizando la muesca en forma de gota de agua en sus terminales de gama media y gama baja, así que este cambio es un acierto, ya que consigue un diseño más atractivo y un frontal más limpio.

Su chasis está construido en plástico, un material que permite reducir de forma significativa el precio, y tiene una pantalla PLS TFT de 6,5 pulgadas con resolución de 1.600 x 720 píxeles.

El SoC que ha utilizado Samsung es un Exynos 850, cuenta con 3 GB de RAM, dispone de 32 GB de capacidad de almacenamiento (64 GB opcional) y monta cuatro cámaras en la parte trasera: principal de 48 MP, gran angular de 8 MP, macro de 2 MP y sensor de profundidad. La cámara frontal es de 13 MP.

Su batería sera de 5.000 mAh, soportará recarga rápida, vendrá con Android 10 y contará con un lector de huellas dactilares en la parte trasera. Se rumorea que tendrá un precio de salida de 199 euros.