1.- Esperar hasta que se agote la batería

Un error muy común y que hemos cometido todos alguna vez es que esperamos hasta que la batería se agote para conectar el celular a la corriente eléctrica, pero esto lo único que hace es deteriorar la vida útil de tu dispositivo.

Los expertos indican que cada batería tiene un límite en el ciclo de vidas y cada vez que cargas tu smartphone desde cero desperdicias una de éstas; además de que vuelves la batería inestable.

Cómo saber cuándo toca cambiar la batería del móvil

2.- No cargar al 100%

Se suele creer que hay que cargar el dispositivo completamente, pero esto lo único que hará es estresar la batería y a la larga dañarla.

3.- Cargarlo toda la noche

El punto anterior está muy ligado con éste. De acuerdo con la compañía de baterías Cadex, cuando tu equipo ya cuenta con la batería completa y continúa conectado a la corriente recibe «cargas de goteo», con las que siempre se mantendrá con la carga completa, pero también provoca en la batería un estado de alta tensión.

4.- No apagar tu teléfono

Los celulares, como cualquier aparato, necesitan un respiro, así que los expertos recomiendan hacerlo por la noche para que no afecte en tu vida cotidiana.

«Esto es como relajar los músculos después de un ejercicio intenso«, explicó Battery University, sitio ligado a la compañía de baterías Cadex.

5.- Cargar ocasionalmente tu equipo

Los expertos de Cadex incluso sugieren conectar el dispositivo varias veces a lo largo del día. Lo ideal es hacerlo cuando cuenta con el 10% de vida, pero como no es posible para la mayoría de las personas, es preferible enchufarlo en distintas ocasiones al día.